El personal critica la acumulación de basura en la ciudad alta y periferia

Los empleados de Limpieza y Recogida temen que el tripartito quiera privatizar el servicio

“La parte baja de la zona centro de la ciudad no está muy mal, pero la ciudad alta y el extrarradio están inundados de absolutos vertederos de trastos y basura por la falta de personal”. Con esta frase intentaron describir ayer los comités de empresa de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos Sólidos parte de la situación del servicio en la ciudad, que califican de “desastroso” y “sin rumbo”. Al mismo tiempo, expresaron su inquietud por que el Gobierno local esté degradando el servicio, con el objetivo final de privatizarlo. Sólo esa finalidad, dijeron, puede explicar la “falta de rumbo” del servicio y el hecho de que todavía no se haya aplicado la RPT aprobada hace más de un año. En Residuos Sólidos no se ha contratado a nadie en el último año, pese a las graves carencias de personal que hay. Y en Limpieza, las últimas contrataciones de 143 barrenderos se han hecho por orden del juez, quien obligó al Ayuntamiento a readmitirlos. Hay otros 187 despedidos a principios de este año que están pendientes de una resolución judicial que, todo parece indicar, se pronunciará en el mismo sentido que la anterior. En lugar de echar mano de las bolsas de trabajo que se convocaron en su día, se han limitado a hacer contrataciones a través del IMEF, que también pueden acabar en los tribunales, denunciaron.

De momento, los representantes de los trabajadores han puesto en manos de sus servicios jurídicos la prolongación de la privatización de una parte del servicio de recogida, pese a la terminación del estado de alarma el pasado 19 de junio. Durante el estado de alarma, se privatizaron varios sectores del servicio de recogida de basura en varias zonas de la ciudad alta y la periferia, entre ellas La Paterna, Escaleritas, Lomo Los Frailes, La Galera. La Concejalía de Servicios Públicos, que dirige Inmaculada Medina, firmó sin concurso un contrato de emergencia con la empresa FCC, debido a la pandemia. La concejala lo explicó varias veces y en sucesivos plenos, justificando la actuación porque no había “personal suficiente” para garantizar el servicio, porque había trabajadores que no podían acudir por la edad o padecer enfermedades.

Los trabajadores entendieron que se recurriera a la gestión indirecta durante la pandemia por razones de salud pública, pero ahora consideran una “ilegalidad” que esas partes de la ciudad sigan en manos privadas y sin un concurso público, por lo que se plantean denunciarlo ante un juez.

En Limpieza Viaria, advirtieron, también que sospechan que se prepara una privatización en los sectores de Arenales, Alcaravaneras, Escaleritas y Schamann y de la que se oye hablar desde finales del pasado año. “Ya han aparecido varias empresas privadas que han ido pidiendo información sobre el personal” y otros datos, señalan.

“Este servicio”, resaltaron, “está desapareciendo y nos tememos que el siguiente paso es la privatización. Este servicio está descabezado, no tiene gerente ni jefe de personal y se está gobernando a base de sentencias judiciales. El gerente ha sido sustituido por el juez”, señaló un portavoz de los trabajadores, que ayer se reunieron con representantes del Partido Popular, Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria y Ciudadanos para dar cuenta de su malestar con el equipo de gobierno por el “abandono” en que se encuentra la limpieza de la ciudad y los trabajadores que se encargan del servicio. “Realmente, aquí nadie se ocupa del día a día. Llevamos casi dos años descabezados y, por ejemplo, el servicio de Talleres, de tres turnos, sólo hay uno y puede que cierre cuando el turno que queda se coja las vacaciones. No nos extrañaría que le dieran el trabajo a empresas privadas”, advirtieron. Resaltaron que la RPT , que contempla doblar el número de efectivos pasando de 622 a 1.022, “es la tabla de salvación de un servicio que se degrada más cada día. Hidalgo anunció hace un año, antes de las elecciones, que se doblaba el número de trabajadores. Un año después seguimos esperando por la aplicación de esa RPT y cada día hay menos personal. No creo que lleguemos a 400”. Lamentan que los ciudadanos los culpen a ellos por la suciedad de la ciudad. “Nosotros no tenemos la culpa. Nos decepciona ver que no podemos llegar a todas las zonas de la ciudad porque no hay personal”, señalaron.

Enlace adjunto:

Noticia en La Provincia por Teresa Garcia

 

 

 

 

Quieres entrar en zona afiliado, registrate entonces...

Confirmas registrarte

Campo obligatorio:

15 + 6 =