Imagen extraida del insht

Imagen extraida del insht

Una mala posición puede obligar a la musculatura a hacer esfuerzos excesivos, o aumentar la carga que soporta la columna vertebral hasta desgastarla o lesionarla.

En ambos casos, cuanto más potente, simétrica y entrenada esté la musculatura, menor será el riesgo de padecer dolores de espalda, y es que las posturas, más de lo que puede suponerse, influyen en las afecciones de la espalda.

La mayoría de los traumatólogos afirman que la manipulación de cargas ha demostrado ser uno de los factores que aumentan el peligro de padecer dolor de espalda.

COLUMNA1Los conductores, que pasan mucho tiempo frente al volante deben solicitar revisar los amortiguadores regularmente porque las vibraciones pasan directamente a la columna.

También se recomienda estirar los músculos y las piernas cada dos horas o cada 150 ó 200 kilómetros y como no los sillones, que sean hidráulicos.

Los operarios (Peón) en las labores del barrido son otras fuentes de trabajo para la espalda.

Esta ha de mantenerse lo más recta posible; al realizar el esfuerzo hay que apoyarse en las piernas, con las rodillas flexionadas.

Los discos lumbares reciben toda la presión y la van “almacenando”.

Hay que mantener la espalda recta el mayor tiempo posible de la tarea.

Otro ejemplo: el peso de las bolsas; hay que equilibrarlo bien, así que ya saben nos las carguen al máximo, su volumen no significa el peso.